Monday, 15 August 2011

Nairobi


Nairobi es la ciudad de las quemaduras de primer grado. Los turistas, vestidos de Indiana Jones, la observan desde los autocares con las ventanillas subidas hasta arriba. Irrelevantes desde que el mundo es mundo.

Me encanta recorrerla en un coche alquilado, conducido por Kamay, que se ríe viéndome con medio cuerpo sacado por la ventanilla en el barrio más peligroso del mundo. -Damn girl, you are so brave- dice Patrick mientras le pega una calada al joint que acabamos de pillar.

En las aceras hay cuerpos luchando contra la resaca crónica. Los días para ellos se suceden en alcohol barato...

...¡Y a la mierda el calendario, lo único que cambia en este puto infierno es si llueve o no llueve! Lo demás permanece: el hambre, las pulgas, los jodidos mosquitos y la nube de contaminación que oculta las esquinas.

Las putas parecen de mentira, ahí de pie, como justificando de algún modo el olor a sexo sórdido que se adhiere a la piel. El viejo del puesto de fruta, las mira como quien mira un vacío (con más pena que gloria) antes de ordenar de nuevo las siete naranjas que ofrece.

Ciudad carcomida estremeciéndose en imposibles. Destellos del pasado en el fondo de un charco de barro. Y yo desde mi habitación del puticlub que confundí con hotel (en plena Thika Road) mirando por la ventana y enamorándome del aire enfermo de la ciudad. Enamorándome de la náusea matutina y del deseo que vence al asco.

Nunca he sido tan joven como en Nairobi. Nunca he sido tan libre.

M.


2 comments:

  1. Qué Nairobis tan distintos hemos visto, M. El que describes lo intuí de lejos.

    Pero el cielo incendiándose al amanecer, de una belleza sobrecogedora, el que jamás he vuelto a ver en lugar alguno, y del que ya te he hablado, es para ambos Nairobis.

    Dices q nunca has sido más jóven allí; yo jamás me he sentido tan pequeña y a la vez tan parte de un todo, perennemente majestuoso, que te regala aire, belleza y libertad.

    Saludos

    R

    ReplyDelete
  2. Nairobi...una vez estuve a punto de ir, pero terminé en Goa!
    ( seguiré arrepintiéndome de esa decisión toda mi vida)

    Besos.

    ReplyDelete