Thursday, 8 September 2011

Septiembre



Mis días pasan así, entre foto y foto (a veces analógicas, a veces digitales). Kenya está en todo lo que hago, (desde que D está en mi vida más que nunca). A veces me pide que escriba sobre él, sin sospechar siquiera que no puede ser un concreto porque lo abarca todo. Me refiero al té de por las mañanas, por ejemplo, que sabe a su piel. O a su piel, que tiene el tacto imposible de la juventud eterna. O a la juventud eterna que le llena los ojos. Podría vivir enumerando causas y consecuencias, porque es un hombre infinito.

Irene y Lara fuman en mi salón. Mientras hablamos de hombres y sueños. Mientras las blackberry suenan. Mientras les hago retratos que logran captar lo hermosas que son desde mis ojos.

Petitplat no aparta la mirada cuando sufro. Me habla desde la puerta del cuarto de baño, mientras me recompongo de estas enfermedades tropicales, (que tienen de exótico tan sólo el nombre).

Waldo, Martin, Patrick y Ndung'u siguen mandando e-mails diarios que completan el puzzle de mi realidad diaria.

Cómo no amar septiembre.

M.

3 comments:

  1. Septiembre es el mes del movimiento. Y la vida es, básicamente, eso.

    ReplyDelete
  2. Que ese amar dure el resto de meses. Que el puzzle dé paso a una bellísima composición, que pueda rehacerse una y mil veces con idéntico y satisfactorio resultado. Como un caleidoscopio.

    Saludos,

    R

    ReplyDelete
  3. tu casa está llena de arena para andar descalza, para contar historias de lo que hicimos, de lo que somos


    mañana iré a correos (preguntaré cuándo lo recibirás. te comento por email)

    ReplyDelete