Saturday, 14 January 2012

103

A J.R, que se mata conmigo.


1- Vino blanco. Enséñame tus cicatrices. Cuáles. Todas. Cuáles. La de la mano no. Disentimiento. Deuda perpetua. Te ponen las cicatrices porque te pone lo fúnebre. ¿Y a ti no?

2- El amor es el extremo opuesto del suicidio. Prueba: Ahora amas. Ahora quieres morirte. Ahora vuelves a amar. Ahora te matas. Todo irracional y enfermizo. Todo sostenido por terrores y pecados. Con el amor y con la muerte se nos queda la misma cara de gilipollas. Prueba: Bebe y ama. Prueba: Bebe y mátate. Que yo lo vea.

3- Sólo hay una primera experiencia decisiva en el mundo. Después sólo supervivencia y bares. El vino. Y un poquito de transgredir. ¿Queda una maldita cosa que pueda ser transgresión?

4- Cuando acaba la noche volvemos a ser sólo carne. Sólo sobrios. Desastrosas consecuencias.

5- Sólo nos queda negar profundamente. Eso. Negar profundamente.

M.

1 comment:

  1. Cicatrices...las peores nunca se ven...los tatuajes de nombres en los huesos...las q hubo q malcoser en pleno bombardeo del alma...por puro instinto de supervivencia, deseando morir desangrada y terminar con el dolor...pero la vida se abre paso a mordiscos, nadando a contracorriente en mares de lágrimas...hasta llegar a una playa desconocida, pero amable,, donde, sin saber cómo, encontramos de nuevo una razón para querer vivir.

    A veces las razones se tejen con hilos de plata...

    Impresionante entrada, M!!!

    Besos,

    R

    ReplyDelete