Monday, 9 January 2012

89

Una visión alternativa, es que determinadas imprudencias son tan sólo latidos.

Imprudencia es que la rubia susurre un "yo tampoco sentí nada cuando te corriste en mi boca. Nada de amor. Nada de amor. Me lo tragué por inercia. Nada de amor." Y después le coma la polla a cualquiera, como si el vacío que siente en el estómago pudiera saciarse con semen.

M.

1 comment:

  1. Yo también lo he dado todo a cambio de nada. Y sin sentir nada. Parece que el vacío se llena. Pero no es así. Estupendo, M!!

    ReplyDelete