Tuesday, 24 January 2012

Poética quirúrgica.

Los pacientes vienen, sangran, y se van.


"Ninaona mateso yako".

"I can see your tortures".

Esto te va a doler.

No hay anestesia.

Lo siento.

Muerde la sábana.

Esta sucia.

Lo siento.

La incisión pequeña.

No tan pequeña.

Apendicitis. Te lo dije.

Mira cuánta mierda tiene.

Pobre hombre.

Un intestino huele

a recuerdos de banquetes.

¿Bacteriología qué?

No, no, primero ligadura escalonada.

No, no, luego doble ligadura de base.

La mierda pesa

lo mismo que un corazón.

¿Ves todo ese pus esparcido por el abdomen?

Ha dejado de gritar.

Sigo cosiendo el muñón apendicular.

Está muerto.

Joder.

Le hemos matado.

Está

muerto.

Lo siento.

M.

4 comments:

  1. Le intentábais salvar. Érais esperanza. No siempre sale bien.
    Pero a veces sí.
    Esas veces devolvéis la vida. Sanáis.

    Vida.

    Bss

    R

    ReplyDelete
  2. Ojalá que el dolor compartido sea menos dolor, y que tus lectores aliviemos el sufrimiento. Pero si no es así, al menos tienes nuestra admiración, nuestro aprecio y nuestro amor.

    ReplyDelete
  3. No merezco tanto, sólo escribo. Gracias por las sonrisas que me sacáis.

    ReplyDelete
  4. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete