Thursday, 8 March 2012

Nota en la nevera.

Cómetelo tú si quieres.

Échale salsa.

Dices alimento, dices energía, yo digo mierda.

No puedo comer, porque tengo todo lo que no voy a contarte en el estómago, deshaciéndose en jugos gástricos. Luego lo cagaré y me olvidaré. Cagar es un método de expiación tan real como sudar, como morirse de hambre.

Es lo único que tengo claro. Es decir, no tengo ni la más remota idea de si puedo seguir viviendo en un mundo poblado de frigoríficos. Es decir, deja de apuntarme con esa asquerosa hamburguesa, hijo de puta. Hace tiempo que comer carne me hace maldecir a la jodida génesis y a toda su superviviencia.

¡Anda a la mierda!

M.

2 comments:

  1. jajajajaa yo hace tiempo que también! ;)
    Espero que estés bien!

    Besos.

    ReplyDelete
  2. Bufff!!! Joder, M...

    Cuídate..

    ReplyDelete