Saturday, 28 July 2012

Un trozo de lo cotidiano

No puedo escribir
porque no sé qué decir.
No sé sublimar aquí,
simplemente todo es sin metáforas.
Porque los borrachos petan en los caminos,
y no le importa a nadie, a mí un poco, a veces.
Porque tengo una gata gorda y burguesa,
más gorda que cualquier niño pulgoso
que te puedas encontrar.
Los niños me gritan "mzungu, mzungu"
que significa blanca.
Y me da por culo.
Me da por culo que me recuerden
todo el puto día que mi piel
es susceptible de mancharse,
más que la suya.

Oh mira, aquí el pecado cae a plomo
sobre el barro, y a ellos les salpica
y se camufla con su piel de tierra.
A mí me salpica y me llena de evidencias
y entonces me vuelvo sucia
me vuelvo fallida,
y me limpio siempre, todas las mañanas,
y a la noche vuelvo a estar sucia de pecados.
Porque llevo condones en el bolso,
y en mi lista de la compra a veces hay marihuana,
y hay quien piensa que ser bueno
supone tener cerrado el coño.
Se puede ser bueno y follar.
Se puede hacer algo lindo en el mundo
y echar de menos el sexo.
Puedo ser generosa y acabar hasta el culo
de ser un ángel hambriento.

Que así no se puede volar.
Que no estoy aquí para salvar a nadie,
ni siquiera a mí misma,
estoy aquí para vivir sintiendo que el mundo,
que Dios, que Internet, tienen un sentido
tan simple como mancharse.
Tan simple como curar.
O como morir.
O como el miedo que paso a veces, joder,
cada vez que me miro al espejo,
y siento que envejezco.

2 comments:

  1. Y sin emago, a veces...
    Quizás ese niño que lee abstraído, o yo mismo, que trato de abstraerme de tus poemas y no puedo, encontremos o simplemente vislumbremos un poco el sentido de este mundo, gracias a ti.
    Y tú, allí tan lejos...

    ReplyDelete
  2. Ser bueno…ser…qué?

    Vivir.

    Respiro con cada latido tuyo. Con cada

    latido


    tuyo.


    Pero qué importa.


    (gracias)


    R

    ReplyDelete