Friday, 7 September 2012



"And a white girl in a black men land... You need to be blacker than they are." Andy.

Querido amigo:

Dices que te entristece verme feliz en Madrid porque piensas que me voy a quedar. No. No. Mira, en esta ciudad me agito. En esta ciudad paseo sola y no pasa nada. Me pongo minifaldas. Imagínate. Mi-ni-fal-das.

Pero suceden los días.

Y al final viene, despacio, el invierno. Como un cansancio. También en la cocina. También en mis manos y en mi vientre. Sobreviene el paso del tiempo también en mis ojos, y adquiero una conciencia desolada de la costumbre de vivir. Me refiero. A levantarme cada día sabiendo que mi supervivencia está prácticamente garantizada sin que yo haga nada.

El asco, también.

Levantarme, descalza, ir hasta la cocina y abrir la nevera.

No tener que asegurarme los alimentos porque están. Siempre.

El hambre es sólo sexo. Y ni siquiera.

La ausencia del miedo real. La invención de miedos tontos y pequeños que al final me convierten en un querer reducido. Miedo a un catarro. Y entonces multivitaminas. Miedo a estar sola. Y entonces sábanas con excesos y muescas en mis caderas. Nombres que se acumulan. Mierda.

En Makuyu me esperan esos hombres que amenazan mi hogar y mi piel blanca. Me espera un Halcón, el último regalo de un enamorado que asegura que no-me-sienta-sola. Un Halcón. Tan despropocionado todo. El polvo. El hambre. El miedo.

Eso es lo que me hace ser mujer. Levantarme y saber que tengo que correr para que no me maten. Ser más rápida que cualquiera. Saber quién lleva un arma. Mirar hacia atrás. Ser más lista. Ser más negra. Timar a quien me quiere engañar. 

AK-47.

Blueband.

Moi Avenue.

Hilton.

PANGA FOR ALL YOU NEEDS. Machetes para todo lo que necesites.

Outpatient.

Huir de lo incorruptible.

Querido amigo, ya voy, ya voy. Madrid es tan sólo el principio. El origen. Tan sólo estoy cogiendo fuerzas, pintándome de negro.

M.




3 comments:

  1. Me dejas encogida cada vez que te leo. Te admiro.
    Un abrazo

    ReplyDelete
  2. Podría decir que eres ese alma salvaje que aveces enterramos por dejarnos engatuzar por lo seguro, por lo fácil. Pero mejor guardo silencio. Abrazos.

    ReplyDelete
  3. Toma, te lo regalo, puede que te guste

    El agua se aprende por la sed;
    la tierra, por los océanos atravesados;
    el éxtasis por la agonía.
    La paz se revela por las batallas;
    el amor, por el recuerdo de los que se fueron;
    los pájaros, por la nieve.

    EMILY DICKINSON

    ReplyDelete