Thursday, 25 October 2012

No sé cuánto va a durar esto. No quiero llamarlo libertad, porque es una palabra ya acotada, demasiado pensada. Me refiero a esta sensación de juego. La risa espontánea que surge cuando el doctor me llama en medio de la noche para preguntarme si amo. Que si amo qué. Que si amo a alguien dice. Todos amamos. Todos. Y entonces pregunta que qué hago aquí, tan lejos. Tan lejos de qué. De mi amor, dice.

Mi amor está en mis huesos.
Mi amor está en mi mente.
En mi médula.
Está en la sangre que pierdo.
Está en lo que como.
Está en lo que temo.
Mi amor es generoso
y sabe disolverse en mi vida,
para llegar a todos los rincones
sin hacerse notar,
sin que pueda impedirlo.

Entonces llega una noche de fracaso,
y quiero permitirme sufrir.
Pero nunca puedo hacerlo plenamente.
Porque mi amor está dentro,
y brilla.
Porque se posa en mi vientre
y se hace sentir,
y ahuyenta los miedos.
Y duermo sabiendo que no es sólo carne
lo que me define,
no es sólo sangre,
soy mi amor pensándome,
añorándome en mi tierra.

Mi amor perdona los errores.
Mi amor me quiere libre.
Mira mi amor, mira qué libre estoy siendo.
Mira cuánto te estoy queriendo.

Mi amor
es
y ha sido
y será
ciencia
en mis ojos.

Mi amor
es
todas
mis
noches.


.




7 comments:

  1. Hermoso Eme...realmente hermoso, luego me miro y pienso soy un desastre, pero diantres, de alguna manera debo aferrarme a mi amor...

    ReplyDelete
  2. ............"porque mi amor está dentro y brilla"

    A veces me recuerdas otras cosas que leí, de escritores consagrados. Hoy el recuerdo han sido fragmentos del final de una novela: "Paraíso inhabitado" de Ana María Matute.

    ReplyDelete
  3. Qué bellas palabras de amor propio..., qué BELLAS

    ReplyDelete
  4. Disfruta de todas tus noches, pues.
    Bello.


    B.

    ReplyDelete
  5. El amor está en todas partes, y sobretodo en la noche. Me ha encantado esto :)

    ReplyDelete