Sunday, 6 April 2014

so it goes



1.Teorema de Bell
He ayunado para sentir dentro la luz,
galopándome en el vientre, muy fuerte,
gravitando hacia mi boca o hacia mis manos
obligándome a olvidar que estoy fatigada de este cosmos
que nunca se acaba. Que nunca cambia.

2. Caos
Mi piel está jodida y marcada por este imperialismo tuyo
que me rasga y se acuesta
en la erótica de la tierra rota.
Tengo las bragas salpicadas de expansión (mía y/o tuya).
Me voy a negar muy fuerte para ser caos,
no mapa, no territorio, no camino.
Que no crezca nada.
Que no me crezca.

3. Vacío absoluto
Te escribí las coordenadas de cada centímetro de mi cuerpo,
y cuando llegaste a mi boca te convertiste en arena.
Tuve que tragarte por no toser,
y crecieron brotes en mi estómago,
¿es esto la primavera árabe?
La revolución de la sangre que se escapa,
Y que convierte a las madres en tumbas.

4. Just married
Ahora que me he alimentado de las dunas y del polvo,
Me pregunto si nacerán mis hijos con arena en los ojos.

5. Madrid en Agosto era una adolescencia bestial
Alguien me dice: chica, la guerra ha terminado, vuelve a casa.
No tengo casa.
Recuerdo Madrid;
La vida era un llevar falda manchada de charcos.
Era gotas de cerveza fría recorriéndome los dedos,
despacio,
hasta llegar a las muñecas y mezclarse con el pulso débil
del asfalto derretido.
Era también los labios resecos de humo viejo,
y el sonreír joven de la pura mentira.
Te voy a enseñar a hacerlo en un parque.
¿Hacer qué?
Lo que hacen los perros: vivirse a mordiscos,
desparramar saliva como ríos para deshacer el invierno
que se esconde, agonizando, en las costillas.

5. Era infinita y me quebré.
Qué lejos aquel tiempo,
cuando era lo suficientemente valiente,
como para bailar encima de las camas,
y soñar en medio de las fiestas.
Ahora sólo me queda un papel arrugado
con instrucciones exactas de cómo no salpicar los zapatos de excesos.
Lo arrugo y lo tiro.
Porque ahora camino descalza
y las gotas de todo se filtran en mi piel.

6. Tengo una arruga en la frente que disimulo con mi flequillo
Por la noche me siento expatriada,
tantos kilómetros no caben en un estomago,
mi sangre no aguantará tanta tensión entre mi tierra
y mi pan de cada día.
El llanto y el vómito son sólo síntomas de que
me marchito
entre tanta primavera.

No comments:

Post a Comment