Friday, 13 June 2014

Efectos colaterales del castigo

Me he convertido en una adulta inútil,
sólo sé culparme por ser carne e inflamarme en instintos.
Voy a arrancarme las glándulas que me hacen sudar, que me hacen llorar, que me hacen derramar mi mierda por el mundo.
Me voy a quedar tan solo con mis dientes y con mis uñas,
adiós a la fragilidad de la carne;
voy a ser un armamento,
voy a ser una jauría de perros.
 
Te lo dije.

Todas mis conductas indeseadas fueron absolutamente deseadas.
No he hecho nada sin querer.
Lo rompí porque quise aprender la fractura.
No hace falta que me partas la boca.
Lo ensucié porque quise entender lo podrido.

De tanto limpiarme me has hecho herida.

Yo soy la herida.


Y te voy a infectar.

1 comment:

  1. Llego con tres heridas: la del amor, la de la muerte, la de la vida.

    Saludos

    ReplyDelete