Friday, 16 October 2015

Estamos en un coche y dices algo sobre un Dios que prohíbe que me toques.
Un Dios que quieres ponerme en la boca para poder besarme.
"Di Insha'Allah"
Y yo te muerdo los labios.
"Di Insha'Allah"
¿Por qué no ser sólo carne?

Me trenzas un mechón de pelo con hilos de colores que compraste en Somalia.
Lo cortas y lo guardas entre las páginas del Qu'ran.
Maldigo el amor
y tú bendices mi vientre.
"Insha'Allah", rezas arrodillado ante mí,
convirtiéndome en templo o paraíso.

Te alejas llevándote contigo mi cabello
que se deshace,
y que es viento.
Como los rezos.
Como los dioses.
Como el futuro.
Insha'Allah.



No comments:

Post a Comment