Friday, 16 October 2015

Tu lógica destroza hasta la belleza, hasta el hambre.  Me impones la simetría, que es muerte, que es línea recta. La caricia geométrica olvida la carne y suena a pureza, a sábanas limpias, a ayuno, a tu reino. 
Y yo, animal de paraísos sucios, tiemblo de soledad antiséptica. Anhelo el aminoácido roto, las constelaciones que forma el semen en mi ombligo, el olor del error. Eso es; esa vida, el mal aire, el agua podrida. 
Oye, quiero manchar la tierra.
Oye, mánchame mi tierra. 
Te he esperado tanto.

No comments:

Post a Comment