Tuesday, 1 March 2016

Voy a brindar por la clandestinidad del todo. Por los coches de ventanillas tintadas. Por los chalecos antibalas que anulan la taquicardia, que hieren las costillas, que dejan una marca en el cuello como la que se les queda a los suicidas que se cuelgan de una soga. Voy a brindar por el soldado que conoce el sabor de su mierda y sueña con besar a chicas-ángel de piel limpísima mientras les dice por whatsapp "te quiero, te quiero, te quiero",cuando en realidad quiere decir: "Me matan, sácame de aquí, vamos a hacerlo".

En el búnker de la Agencia de Inteligencia suenan los Backstreet Boys; un hombre reza y dice "Allah Akbar" mientras otro tararea "I want it that way". Los disparos de fondo. Gente muriendo. Las noticias no llegan a Europa. Veinte muertos negros que son sombras. Veinte muertos negros que los ojos del norte no alcanzan a ver. 

Los muertos de este lado del mundo importan un pimiento. 

Pero aquí soñamos igual.

Mentimos lo mismo por whatsapp.

Nos enamoramos 20 veces a la semana.

We want it that way.

Aunque nadie nos llore. 


1 comment:

  1. Joder. Leerte es como saltar al precipício.

    ReplyDelete