Thursday, 5 May 2016

"It will pass, young lady, it will pass." James Fenton

El muecín me avisa de que ya es hora de tener hambre. Así juega Allah, así juega Dios; hilando los tiempos de sueño y alimento, apaciguando la fragilidad, apaciguando el desencanto. Dice Bourgeois que "apaciguar al otro es hacerle dependiente", y nosotros, esclavos, nos revelamos con migas de pan en la boca, con ganas de amor en los ojos, escribiendo la palabra libertad en esta piel nuestra que es muro, que nos acota, que nos convierte en perros de hambre. 

No sabemos hacer nada más que vivir y lastimarnos. Nos pasamos la vida cazando y huyendo, compensando la ignorancia con datos técnicos: la velocidad del viento, los años, mañana hará sol e iremos de acampada, las fechas de caducidad forzándonos a tragar ya, y la ciencia, y la prosa, los hábitos que nos mantienen ocupados, alimenta al perro.

De pronto son las 12 de la noche y el silencio es un campo de batalla. Y no lloras porque para llorar hay que tener un motivo. De nuevo no hay espacio para motivos en el calendario.

Mañana a las siete y media en pie. 

Si Dios quiere. InshaAllah 




No comments:

Post a Comment