Thursday, 22 December 2016

11

Hoy te he he visto tan viva, bebé, tan ajena al dolor del mundo; deslizándote en mi mar, en mi vientre-cuna, en mi vientre-universo. Mi vientre-hogar cubierto por los vaqueros de chica que cae, de mujer que se levanta con las rodillas magulladas y sigue andando. 

Tu corazón suena al eco del desierto, a la lluvia de la selva. Niña del Kilimanjaro. Niña a la sombra de un baobab, niña de sangre vieja, mi cintura quebrándose ante tu sí, vencida. Luz mía. 

1 comment: