Saturday, 31 December 2016

2016

El pan recién hecho. La leche de camella derramada en el desierto, leche agria.
Me he resquebrajado, como la tierra, para ser fértil.
El tiempo es en realidad noble y sencillo. Mata.
Fábulas viejas como único legado.
La saciedad en el mirar-nos. El hambre disimulado en las sonrisas.
La ternura de los moribundos. La agresión constante de los vivos.
El instinto de supervivencia consiste en el reflejo de tragar, reside en el estómago, en la mandíbula. La inercia de la pérdida; colecciono países como dientes de leche.
La juventud pudriéndose en el almíbar del ecuador, en la dulzura de no creerse nada, ni siquiera el frío.
La adicción a la guerra. Ver el mundo a través del burka negro que guardo en el armario junto al ibuprofeno, junto a las medias rotas, junto a las cartas de amor.
Comer con la mano izquierda como venganza, Allah, mírame, mi valentía sólo alcanza a provocarte en lo nimio.

La vida a pesar de la duda.

El futuro nos está matando, amigos.


No comments:

Post a Comment