Wednesday, 1 February 2017

17

Farah,

Quizá algún día alguien señale el color de tu piel, tu raza, tu acento, quizá alguien trate de delimitarte. Entonces vuélvete ininteligible como un dios de tu tierra. Sé ese latir reivindicativo que escucho cuando me tumbo en la consulta del médico. Ten coraje. Sé bella en tu valentía, en tu lucha. Sonríe cuando te llamen inmigrante, orgullosa de tu sangre nómada.

En la tierra de tu padre muchas niñas son asesinadas por ser niñas. Vive por ellas. En la tierra de tu padre muchas niñas son mutiladas. Otras son obligadas a creer en un Dios que la tradición pone en sus bocas. Sé libre por ellas, lee, cree en lo que quieras, ama, muerde, juega.

No te pido que seas feliz, porque la felicidad es sólo un instante.

Te pido, niña del sur, que vivas con vida.


No comments:

Post a Comment