Friday, 31 March 2017

22

La vuelta a las tardes frías de primavera soñando el lejos y el pasado.
La vuelta a la pérdida de sensatez, a veces, escuchando algún requiem de alguien que murió hace cientos de años y cuya obra me ayuda a escapar de lo grosero de la vida, de la pesadez después de comer, del sueño pegajoso que me vuelve lenta.
La soledad.
No. No eso.
La soledad puede ser bella.
¿Cómo se llama la sensación de estar sola estando con alguien?
Cómo explicar que nunca jamás el otro entenderá el miedo o la angustia
porque solo se entiende el mundo desde uno mismo, desde la propia experiencia.
Los silencios bárbaros que se comen el amor poco a poco,
como lobos en invierno,
esa violencia, ¿cómo se llama esa violencia?
¿Cómo se llama cuando el otro te mira
y en vez de comprender, lucha?
¿Cómo nombrar el vacío de ser la decepción de alguien?
Quizá maldición,
O no, no, mejor vida;
o el asco de la saciedad.

No comments:

Post a Comment